fbpx

Minimalismo, estilo de vida que cuida

la salud del planeta

Los mercados dominan nuestras costumbres, las enfermedades cada vez se vuelven más crónicas, buscar una alternativa es casi un acto revolucionario.


La grandes empresas nos conocen muy bien y se encargan de generar necesidades sociales que nos impulsan a consumir cosas que en muchas ocasiones, no nos detenemos a pensar si realmente las necesitamos.


Por consiguiente, la industria en su afán de satisfacer esas necesidades que nos ha creado, explota todos los recursos existentes (desde el humano, hasta el ambiental).


Sin darnos cuenta entramos en un bucle que desciende cada vez más, y nos sumerge en un escenario casi apocalíptico. No, no estamos exagerando, basta con que busques estadísticas para ver la situación real en la que se encuentra la humanidad hoy en día.


Te hará temblar. . .

¿Que tiene que ver el minimalismo en todo esto?

Originalmente, el término minimalismo se usó para describir un movimiento artístico, es decir, una nueva forma o perspectiva de concebir el arte. Poco a poco esta idea, traspasa a otros ámbitos del ser humano como lo que llamamos el estilo de vida.


Es aquí donde como movimiento artístico decide tomar ideas del Ascetismo; doctrina filosófica y espiritual que defiende que para alcanzar la perfección moral o espiritual debemos renunciar a los placeres materiales y mantener una vida simple.


No te alarmes! no hay que confundir Ascetismo con Minimalismo, no vamos a llegar al Nirvana viviendo en una habitación de 3×3, comiendo pan y agua. Seamos realistas, estamos en un mundo donde existir cuesta dinero, y el consumo es una gran parte de nosotros.

Tan solo imagina, no tener computadora o acceso a internet, difícilmente yo podría llegar a escribir este post y no podría llegar a ti gracias a la magia de papá Google.


¿Que opciones tenemos?


Volvamos al concepto del minimalismo; decíamos que era una forma de ver e interpretar el arte, y así mismo puede ser una valiosa herramienta para mirar con otros ojos la sociedad en la que vivimos…


Y, ¿como ayuda esto al medio ambiente? verás, recuerdas ese hermoso momento

en el que estás limpiando y seleccionando todo para mudarte a un nuevo hogar? revisando entre los cajones que sirve y que no?. Pues creo que así mismo podemos hacerlo con nuestros hábitos de consumo. Analizar las razones por las que realmente estamos comprando las cosas, no es un ejercicio cómodo, la mente suele tomar

el camino fácil y nos engañamos a nosotros mismos, justificando nuestros comportamientos.


Las emociones son claves aquí, pues casi, por no decir, todas las decisiones de compra son emocionales.


Así que es importante evaluar las razones por las cuales consumimos ciertas cosas, este pequeño gesto nos ayudará mucho a filtrar lo que consumimos.


Debemos priorizar en nuestra salud, sin salud; no trabajamos bien, no nos sentimos bien, no vivimos bien y como consecuencia terminamos gastando más, y en cosas no muy divertidas, como ir al hospital, tratamientos médicos dolorosos, medicamentos con efectos secundarios, entre otros.

Mi intención no es decirte como debes vivir, ni qué hacer con tu dinero, pero sí creo que las generaciones más jóvenes y las que vienen debemos tener mayor conciencia de nuestro entorno y ser parte activa del cambio, y en el minimalismo podemos encontrar una buena forma de hacerlo.

No te olvides que lo mejor siempre es enseñar con el ejemplo de cada uno y compartir la información que consideramos importante para que realmente surjan cambios significativos en el medio ambiente.

Debes estar pensando que todos los cambios realmente grandes llevan su tiempo, y así es, por eso es urgente que comencemos cuanto antes a revertir todo el daño que le hemos hecho al planeta y a nosotros mismos como seres humanos.

¿Que opinas de este tema? ¿Te gustaría hacerte minimalista?

¿Lo haz experimentado, como te fue?

PARTICIPA CON TU COMENTARIO !

1
Hola ¿ Quieres una atención más personalizada? escribenos a nuestro Whasapp, así podemos atender tus inquietudes más rapido.
Powered by